WHAT'S NEW?
Loading...

Empresas sostenibles. La línea del futuro.



Para empezar, hay que tener claro que el discurso de lo sostenible significa satisfacer las necesidades de la población actual sin comprometer la capacidad de atender a generaciones futuras. 
Sin embargo, la degradación ambiental en los procesos de producción y consumo han conllevado a nuevos paradigmas de la economía ecológica en donde la concientización no deber ser solo ciudadana sino también económica y empresarial. 



Cada vez son más las empresas que comprenden su importancia dentro del esquema del desarrollo sostenible, se trata de tener un compromiso en hacer del territorio un espacio sostenible donde se armonicen equitativamente construcción y naturaleza. La sostenibilidad aplicada a la estrategia empresarial, va más allá del cumplimiento de las obligaciones jurídicas o leyes estipuladas, se trata de implementar un valor economico, medioambiental y considerar el impacto social a corto y lago plazo de la actividad de dicha empresa. 

Para asumir una dirección sostenible hay que tener en cuenta que en Colombia existe una legislación ambiental fuerte pero que pocas empresas conocen, la ley dice: "Todas las empresas a nivel ambiental deben tener un departamento de gestión ambiental dentro de su organización para velar por el cumplimiento de la normatividad ambiental de la República".  La implementación de esta norma requiere de una inversión económica, por ello excluye a las micro y pequeñas empresas. Pero, esto no quiere decir que no tengan que dejar de participar en conformar a su empresa como sostenible, ya que existen ciertas construcciones encaminadas a proteger el medio ambiente como el ahorro energético, el bajo consumo, el reciclaje, la reeutilización de los recursos, la utilización adecuada y minimizada de los recursos como el agua, la energía y  la separación de basuras como en la siguiente imagen: 


A continuación el siguiente vídeo mostrará un caso en el que una pequeña empresa realizo un plan estratégico para volverse sostenible y de esta manera no solo contribuyeron al medio ambiente sino que también redujeron costos significativos: 


 

Apostar de forma decidida por la sostenibilidad va a marcar una esencial diferencia en los resultados de las empresas, aquellas que pertenezcan a ese grupo que se ha sensibilizado por adoptar un nuevo enfoque respecto a la problemática medioambiental, es decir, empresas en las que sus actividades se gestionen de manera solidaria y comprometida con el medio ambiente tienen un punto a favor, ya que cada vez más son los inversores que se la juegan  por empresas que pertenecen a la línea de sostenibilidad y que además, se esta se identifica como una fuente de reducción de costes y aumento de ingresos. Por lo tanto, formar la estrategia de negocio a la sostenibilidad es una ventaja competitiva, que en un período a largo plazo será transformada en un requerimiento y aquellas organizaciones que no adopten este enfoque ambiental, simplemente entrarán en riesgo de ser expulsadas del mercado.